miércoles, 22 de mayo de 2013

La Escena Canterbury


Si pudiéramos viajar en el tiempo, no mucho tiempo atrás, tan sólo unos cuarenta años, asistiríamos a una de las décadas más importantes del rock. Concretamente, desde mediados de los sesenta a mediados de los setenta, el rock explotó en multitud de formas creativas, corrientes y tendencias que hicieron del mismo un monstruo de muchas facetas, transformado para siempre en una enorme variedad de concepciones musicales. La escena Canterbury nació y creció en esta prolífica época. No es propiamente un género autóctono, más bien cuando hablamos de la "escena Canterbury" nos referimos a ciertas bandas y una peculiar manera de entender el rock nacido en esta ciudad, algo parecido al sonido Mersey o al Brum Beat, coetáneos y también referidos a otras dos ciudades inglesas, Liverpool y Birmingham, respectivamente. Sin embargo, se pueden apreciar ciertos elementos que distinguen a la Escena de otros movimientos, no tanto como genuinamente originales, pero sí explorados en particular por sus bandas representativas: improvisación, complejas armonías, experimentación de vanguardia y, aunque parezca contradictorio, una marcada intención de producir canciones pop. Especialmente debido a su vanguardismo, la Escena es a menudo relacionada, e incluso identificada, con el  Rock en Oposición, tanto por sus influencias directas en sus músicos como por sus planteamientos artísticos.

Al contrario que Liverpool y Birmingham, Canterbury no fue un criadero de artistas. Antes al contrario, no ofrecía a priori nada especial. Hugh Hopper, uno de los músicos más importantes e influyentes de la Escena, recuerda de Canterbury que "nunca fue realmente un buen lugar para tocar. [...] No es de hecho un "sitio musical". Hay algunos pubs, pero realmente no es un nido musical". Pero si atendemos al momento y al modo en que surgió esta, digamos, corriente local, entenderemos su significado. La Escena nació personificada en dos jóvenes e inexpertos músicos. Uno era Robert Wyatt, el otro es el citado Hugh Hopper. Ambos estudiaban en el mismo colegio. Robert vivía con sus padres en Wellington House, un caserón que también servía como hostal, pues la familia necesitaba algunos ingresos extras. En 1.961 se hospeda el futuro hippy australiano Daevid Allen, músico y poeta que más tarde tendría una gran importancia para la Escena. Los primeros tiempos fueron muy conflictivos. Daevid fue culpado de instigar al joven Robert a que se suicidase, acto que por suerte no llegó a producirse. Daevid tuvo que huir a Londres, aunque regresó dos años más tarde, cuando las cosas se calmaron. Fue entonces cuando formó, junto con Robert Wyatt y Hugh Hooper, un trío orientado al jazz llamado Daevid Allen Trio. Pero Allen era un alma inquieta, y enseguida marchó a París. En aquella época, Wellington House ya se había convertido en un hervidero de música y arte. Músicos, poetas y otros artistas entraban y salían de la casa con libertad, creando un caldo de cultivo que pronto eclosionaría. De esta casa surgió la banda que sirvió como embrión de la escena Canterbury: The Wilde Flowers.

The Wilde Flowers (1.964 - 1.967)


Tras la marcha de Daevid Allen, el antiguo trío orientado al jazz se transforma en The Wilde Flowers (la e añadida corresponde a un homenaje a Oscar Wilde). Formado por Hugh Hopper (bajo), su hermano Brian (guitarra y saxofón, voz), Robert Wyatt (batería, voz), Richard Sinclair (guitarra y voz), más un joven Kevin Ayers (voz), The Wilde Flowers comenzó su andadura en 1.964, continuando en un principio la idea original  de Daevid Allen Trio: una amalgama de jazz, rock progresivo, toques folk, letras lindantes con el absurdo, atrevidas combinaciones de acordes, música intelectual que a la postre sería una marca distintiva de la Escena, que acabaría influyendo a otras bandas que continuarían el concepto original. Pese a su influencia, The Wilde Flowers no llegó a publicar ningún álbum. Sin embargo, de sus miembros surgieron otras dos bandas fundamentales que sí llegaron mucho más lejos como herederos de la corriente: Soft Machine y Caravan.


Soft Machine (1.967 - 1.981)

Soft Machine fue una de las bandas más influyentes e importantes no sólo de la Escena, sino también del rock progresivo británico que hicieron del art-rock, la psicodelia y el jazz los elementos fundamentales de sus composiciones. Formado en un primer momento por Robert Wyatt, Kevin Ayers, Daevid Allen, Larry Nolan y Mike Ratledge, Soft Machine fue descubierto por Kim Fowley, productor y músico estadounidense, quien se encargó de convertirlos en un afamado grupo. En 1.967 publican su primer single, y al siguiente, Daevid Allen tiene que abandonar Inglaterra, pues le había caducado su visado. Aterrizó en Francia, donde fundaría otra importante banda, embajadora de la escena Canterbury llamada Gong. Fue en 1.968 cuando Soft Machine publicaría su primer álbum, The Soft Machine Volume One, al que seguiría un Volume Two al año siguiente. Durante los años setenta la banda sufrió múltiples cambios en su formación: Kevin Ayers la abandonó para iniciar su carrera en solitario, siendo reemplazado por otro ex-Wilde Flowers, Hugh Hopper, y con el tiempo, el propio Robert Wyatt dejó la banda para crear Matching Mole. Los músicos que llegaron después no supieron mantener el espíritu de Soft Machine, y el grupo languideció a lo largo de los setenta para desaparecer en 1.981.

Caravan (1.968 - 1.995)


Caravan fue la otra banda que surgió de las cenizas de The Wilde Flowers. Cuando en 1.968 publicaban su primer álbum, homónimo, estaba formada por Pye Hastings (guitarra, voz), Dave Sinclair (teclados), Richard Sinclair (bajo) y Richard Coughlan (batería). La fórmula musical respondía, cómo no, a las directrices creadas en la época de los Wilde, a saber, influencias jazz mezcladas con psicodelia, si bien el grupo evolucionaría, ya entrados en los setenta, hacia formas más sinfónicas, cuando empezó a decaer. Antes de esto, Caravan encadenó una serie de influyentes álbumes, que les convertirían en una de las bandas británicas más respetadas en su tiempo, entendiendo el "respeto" desde el punto de vista de la crítica, pues apenas tuvieron presencia en las listas de ventas, y en su época de máximo apogeo no pasaron del calificativo de "banda de culto". Sin embargo, y en retrospectiva, Caravan fue una banda muy importante. Su primer álbum fue publicado bajo el sello especializado en jazz Verve Records. Poco después, esta discográfica cerró su departamento dedicado al rock y Caravan pasó al sello Decca. En este punto, los componentes del grupo dejaron de malvivir, orientando sus carreras gracias a una serie de álbumes brillantes. Poco a poco tuvieron mayor presencia en los medios de comunicación. Su tercer álbum (el segundo en la etapa Decca), In the Land of Grey and Pink, pasa por ser su mejor trabajo: un más profundo sentido melódico y una original mezcla de hard-rock, folk, jazz y música clásica, aliñada con letras oníricas, con referencias al universo de Tolkien.

Gong (1.967 - 2.009)


Volvamos de nuevo a los Soft Machine. Un año antes de publicar su primer álbum, Daevid Allen tiene que permanecer en Francia debido a un problema de visado, pues era australiano. Era 1.968, la revolución estudiantil sacudía las calles de París. Convertido en activista, Daevid Allen cantaba en las barricadas y distribuía ositos de peluche entre los antidisturbios... Resignado a abandonar Soft Machine, el año anterior había formado Gong (no confundir con la banda de rock andaluz del mismo nombre), junto con su mujer, Gilli Smyth, más una serie de músicos de apoyo, con lo que Allen se convirtió en un decidido embajador de la Escena Canterbury en Francia, contribuyendo en gran medida a la extensión de la corriente, convirtiendo en internacional un concepto artístico que hasta entonces había quedado prácticamente supeditado a un fenómeno local. Grabaron su primer álbum con el sello BYG en 1.970, Magick Brother, Nystic Sister, y desde un primer momento se presentaron al mundo como una banda de rock psicodélico con un alto sentido de la teatralidad y unas buenas dosis de extravagancia, envueltos en los aromas del flower power, una atmósfera poética y un marcado acento surrealista en sus letras y en la imaginería de la banda.  A comienzos de los setenta publicaron una serie de apreciados discos conocidos como Radio Gnome Invisible Trilogy, complejas estructuras progresivas de una banda inconformista y sorprendente.

Hatfield and the North (1.972 - 1.975)


Hatfield and the North es otro subproducto - dicho en el mejor sentido de la palabra - de aquella banda seminal que fue The Wilde Flowers, que después se desgajó en dos. Bien, pues de una de aquellas bandas, Caravan, nació Hatfield and the North, que en 1.972 estaba constituída por Phil Miller (guitarra, procedente de otra banda importante de la Escena, Matching Mole), el hermano de Phil, Steve (teclista, ex-Caravan), el batería Pip Pyle (ex-Gong), y Richard Sinclair (bajo, voz, ex-The Wilde Flowers, ex-Caravan), aunque Steve Miller fue después sustituido por David Sinclair (ex-Matching Mole, ex-Caravan). Como veis, la rapidez con la que cambian los integrantes es impresionante, y es bastante notable que sean cambios, digamos, endogámicos, tal vez por ello la escena Canterbury mantuvo intactos sus principios artísticos durante sus años dorados. Hatfield and the North grabaron un par de álbumes con el sello Virgin. No tan vanguardistas, publicaron música con más elementos pop, aunque no renunciaron a planteamientos progresivos o experimentales en sus grabaciones.

Gilgamesh (1.972 - 1.978)


Generalmente incluidos en la Escena, Gilgamesh fue una banda de rock integrada por músicos de gran talento, comenzando por su miembro fundador, Alan Gowen, un reputado teclista con finas dotes compositoras. Aunque no forma parte de la rama seminal de Canterbury, hay nexos de unión con estas bandas, por ejemplo, el hecho de que Hatfield and the North hicieran una audición a Gowen como teclista, o que dos influyentes miembros de la corriente como Richard Sinclair o Hugh Hopper ingresaran en sus filas, pero sobre todo porque Gilgamesh comparte casi todos los principios artísticos de la Escena: influencias jazz, largos pasajes instrumentales, complejidad en las estructuras. Alan Gowen era un músico ciertamente notable, y la banda que formó tenía grandes opciones para convertirse en un referente en el prog de la época, pero no tuvieron suerte a la hora de llamar la atención de representantes o discográficas, de ahí que su música no tuvo la repercusión que sin duda merecían. Publicaron dos álbumes pero con escaso éxito comercial, lo que llevó a la banda a acordar su disolución.

National Health (1.975 - 1.982)


De formación más tardía. National Health es otro de los grupos importantes de la escena Canterbury, integrado, entre otros, por los teclistas Dave Stewart (no el de los Eurythmics), Alan Gowen (de Gilgamesh),  los guitarristas Phil Miller y Phil Lee, el bajista Mont Campbell y nada menos que Bill Bruford, previamente el batería de Yes y King Crimson. El nombre de la banda proviene de las gafas que Dave Stewart llevaba siempre, un tipo de gafas de pasta que por aquél entonces subvencionaba el Estado, principalmente para corregir los defectos visuales infantiles (national health glasses). Fue una banda que en un principio se dedicó a los directos, que publicó su primer álbum en 1.977 y que sorprendió por su mezcla de jazz y rock progresivo y sus largos y efectivos instrumentales, en un momento en que la ola del Punk ya había invadido el panorama musical. Su segundo álbum, Of Queues and Cures (1.978), pasa por ser uno de los mejores álbumes del rock progresivo para algunas revistas y páginas webs especializadas (por ejemplo, la web Gnosis lo considera el cuarto mejor álbum, por delante de 52.995 discos). En 1.981 falleció de leucemia Alan Gowen, y la banda publicó un álbum con canciones inéditas escritas por el propio teclista, a modo de homenaje, desapareciendo poco después.

Camel (1.973 - 2.002)



Los orígenes de Camel se remontan nada menos que a 1.964, año en que Andrew y Brian Latimer, dos miembro fundamentales de lo que más tarde será Camel, formaban parte de The Phantom Four. Sucesivos cambios en esta banda da origen a uno de las bandas más apreciadas en el panorama del rock progresivo y sinfónico de los años setenta. Muy relacionados con Caravan (de hecho, el bajista Richard Sinclair tocó en el grupo durante dos años) y por ello, con la Escena Canterbury, Camel publica en 1.973 un primer álbum homónimo con el sello MCA, un álbum que, si bien no tuvo una gran acogida por parte del grupo, formaría el cimiento sobre el que se construiría una apreciable carrera. Al poco tiempo fueron cedidos al sello Decca - su anterior sello, MCA, no quería asumir riesgos comerciales con la banda - y con este sello permanecerían diez años. Los tres primeros álbumes con Decca están considerados como una trilogía muy importante y básica en la discografía del grupo: Mirage, The Snow Goose y Moonmadness. En esta época, Camel estaba integrada por Andy Latimer (guitarra, flauta, voz), Peter Bardens (teclados, voz), Andy Ward (batería, voz) y Doug Fergusson (bajo, voz). Los cimientos eran sólidos y Camel, poco a poco, obtuvieron el éxito que merecían. Primero en Estados Unidos, después en Europa y Japón. El estilo suave y elegante, atmosférico y bien balanceado de Camel le ha hecho merecedor de la etiqueta de banda de culto, especialmente por los amantes del rock sinfónico.

Artículo dedicado a Nieves... gracias por recordarme a quien tú ya sabes!! ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar