miércoles, 9 de julio de 2014

Jason Becker o el poder de la Música

Siempre he pensado que los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor. Por suerte, cuando la pasión humana se centra en alguna de las artes, invariablemente surge lo mejor de nosotros. Historias hay de hombres y mujeres que, privados de su pasión en un primer momento, luchan hasta el final para recuperar aquella pasión... pasión que nunca pierden, pues está siempre dentro de ellos. Venciendo todas las adversidades, su fuerza de voluntad y su valentía les permiten seguir adelante. Como la historia de Jason Becker.

Muchas gracias, Nieves, por sugerirme este artículo...









Dentro de pocos días, Jason Becker cumplirá cuarenta y cinco años. Esto no parece muy importante, pero sí tenemos en cuenta que según la Medicina debía haber muerto hace dos décadas, víctima de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA, o enfermedad de Lou Gherig), la cuestión si reviste importancia. A Jason Becker le diagnosticaron esta enfermedad paralizante con fatal desenlace al cumplir los veinte, cuando ya había comenzado una muy prometedora carrera como guitarrista y compositor, concretamente dentro del heavy metal (o, si se quiere, metal neoclásico), en su vertiente instrumental. Jason había nacido y crecido en California, en el seno de una familia de guitarristas (su padre y su tío lo eran). Ya desde muy joven, y de manera autodidacta, se encomendó en cuerpo y alma a mejorar su técnica. Al poco tiempo conocería a Marty Friedman, que a la postre se convertiría en su inseparable amigo, en la fortuna y en la adversidad. Juntos crearon Cacophony, banda dedicada al speed metal, cuyos cimientos ya marcaban la orientación musical que después seguiría Jason: virtuosismo en las guitarras, pasión por las armonías clásicas (especialmente barrocas, al estilo de Yngwie J. Malmsteen), escalas exóticas y sonido metalero, junto con otras esencias, como el blues. Cacophony se disolvió al publicar su segundo álbum. Fue una banda muy apreciada por un público underground pendiente de la futura carrera de estos dos virtuosos.





Jason continuó su camino entrando a formar parte, en 1.988, de la banda de David Lee Roth, quien tras la marcha de Steve Vai andaba buscando un guitarrista. Fue este un gran logro de Jason, pues el puesto era muy codiciado, al mismo tiempo que muy arriesgado; se trataba de sustituir al propio Vai.  En aquel mismo año publica Perpetual Burn, su primer trabajo como solista, que continúa ese gusto por las armonías barrocas y que contiene espléndidas ejecuciones a la guitarra. Un álbum muy apreciado también, que prometía ser el primero de una serie de álbumes de una estrella del metal. Un año después comenzó a quejarse del entumecimiento en sus piernas y de una cojera que él llamaba "perezosa". Los médicos le diagnosticaron ELA, junto con el pronóstico de su esperanza de vida: tres años.


Es de imaginar el impacto tan demoledor que esta noticia tendría en Jason, al igual que para cualquier otra persona en su lugar. Con el tiempo tuvo que ver cómo sus facultades para la ejecución en la guitarra mermaban progresivamente hasta desaparecer. Como sucede en todos estos fatídicos casos, Jason Becker acabó postrado, inmovilizado, con la excepción de sus ojos. Pero no todo estaba perdido. Aquí entra en juego su gran pasión: la Música. Retirado ya en su casa, con su familia, Jason comienza a utilizar un sistema informático adaptado para poder comunicarse con los ojos. Así, aprende a utilizarlo para seguir componiendo música. Gracias a las manos y el talento de su amigo Michael L. Firkins, que interpretó las partes para guitarra por el propio Jason, su música de nuevo cobró vida. A esta nueva etapa pertenece el álbum Perspectives (1.996). En él aparece solo una canción tocada por Jason en su momento; el resto de los temas fue compuesto por él con los ojos... Un poco después publicaría otros dos álbumes más.

En 2012 se publicó un documental sobre su vida, música y circunstancias, irónicamente titulado Jason Becker: Not Dead Yet (Jason Becker: Todavía no muerto). Una película que ha cosechado muchos premios, menciones y excelentes críticas. Realiza un profundo y emotivo recorrido por la carrera de este músico. Podeis ver la película on line y subtitulada, en este enlace. Si no tenéis tiempo para verla ahora, aquí os dejo el trailer - también subtitulado - de esta interesante película.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar